​Luego de que se disputara la primera fecha de la ​Copa Superliga casi en su totalidad (el único club que decidió no presentarse fue ​River ante ​Atlético Tucumán y podría recibir una quita de puntos), la AFA informó que el torneo argentino se detendrá por completo, debido a la pandemia del coronavirus.


Si bien nuestro país aún no está tan afectado por el virus como en Asia y Europa, las cifras ya hablan de dos personas fallecidas y más de 60 afectadas, algo que seguramente empeorará con el correr de los días.


El presidente de la Nación, Alberto Fernández, ya había avisado que tomaría medidas en diálogo con Radio Mitre: “Tenemos que parar la Argentina durante diez días para evitar la circulación del virus”, afirmó.


“Es un esfuerzo que tenemos que hacer todos, hay que olvidarnos de nuestras diferencias y cuidarnos. Cuanto antes frenemos esto, menos riesgoso será el invierno. Yo no puedo garantizar que la enfermedad no avance, pero sí podemos evitar nuevas víctimas”, agregó el mandamás, confeso futbolero y fanático de Argentinos Juniors.


La recomendación médica es la de aislarnos completamente y el fútbol no es la excepción. Resta saber hasta cuando no rodará la pelota, pero queda muy claro que lo primero es la salud y que el deporte más popular del mundo pasará a segundo plano.