​La relación Ronaldo-Florentino Pérez no pasaba por un buen momento, pero Cristiano decidió cambiarla de un golpe al llamar al presidente madridista. Esta llamada fue hecha para que Florentino supiera que iba a presenciar el clásico en un palco, siempre que lo invitara, claro está.


El presidente madridista aceptó inmediatamente y empezó a preparar todo el operativo para que saliera bien. De hecho, pocos sabían que esto iba a ocurrir. Se supo horas antes de que comenzara el partido.

​​El crack portugués no quiso acudir al palco presidencial porque creía que era una falta de respeto hacia su actual club, la Juventus. Prefirió ser más discreto y quedarse en un palco privado.


Ahora mismo, la relación entre el 'hijo pródigo' y el Madrid es mejor que cuando se fue. No le dio tiempo pasarse a saludar por el vestuario madridista pero llenó de moral a los jugadores blancos.