​La goleada del fin de semana frente al Éibar no fue más que un espejismo de lo que es capaz de hacer el conjunto azulgrana, pero está lejos de ser la realidad, como se vio en Nápoles. La gran actuación de ​Leo Messi en ​LaLiga devolvió al barcelonismo la esperanza de que el argentino, por sí solo, podría volver a lograr una hazaña que después de lo que se vio en la ​Champions League queda ensombrecida.


El ​FC Barcelona no pudo pasar del empate en San Paolo frente a un Nápoles que le plantó cara, de tu a tu, y puso a los azulgranas contra las cuerdas con su gol inicial. Los de Gattuso no están viviendo su mejor año y se recuperan poco a poco de un inicio de temporada convulso, con malos resultados y sin un rumbo fijo que ahora empieza a ver la luz entre tanta oscuridad.


FBL-EUR-C1-NAPOLI-BARCELONA


El cuadro culé, sin grandes alternativas, no fue capaz de imponerse a un equipo en semejante situación que se replegó y trató de aguantar el resultado para sorprender al contragolpe. Messi no tuvo su mejor día entre una maraña de defensores y tan solo ​Griezmann, después de un desajuste rival, pudo hacer el tanto del empate para dar alas a los suyos de cara al partido de vuelta en el Camp Nou.


Quique Setién halagó el planteamiento defensivo de los italianos y aseguró que es posible superar la eliminatoria con tan solo 14 jugadores de la primera plantilla. Y digo 14 porque después de lo acontecido ayer, sin Arturo Vidal ni Sergio Busquets, el FC Barcelona se encuentra en este momento con diez jugadores de campo, dos porteros, y la esperanza de recuperar a Jordi Alba y Sergi Roberto para el próximo 18 de marzo.


FBL-EUR-C1-NAPOLI-BARCELONA


Esta situación es precisamente a la que hacía referencia hace unos días Leo Messi. El capitán aseguraba que el FC Barcelona no tiene en estos momentos las armas necesarias para aspirar a levantar la 'Orejona' el próximo 30 de mayo en Estambul. Si bien es cierto que, si para entonces siguen vivos, podrán contar con Luis Suárez en la delantera, pero antes deberán superar varias eliminatorias más, empezando por el partido de vuelta que afrontarán en cuadro, con la esperanza de ser al menos once en el campo y tres en el banquillo.


Y es que por mucho que el técnico cántabro insistiese en la rueda de prensa posterior al partido en que no necesitan más hombres, en que es posible alcanzar el trono continental con 14 jugadores, se antoja bastante complicado. El equipo contará tan solo con tres delanteros en la vuelta y en las rondas siguientes, y entre posibles lesiones y sanciones pueden ser varios los partidos en los que Setién se encuentre con una plantilla insuficiente. Y es que Messi tenía toda la razón, con esta plantilla al FC Barcelona no le alcanza.