​Gonzalo Montiel es el mejor ejemplo del gran trabajo que está haciendo Marcelo Gallardo en ​River. Su crecimiento es realmente increíble y ya se convirtió en el mejor lateral derecho del fútbol argentino.


En una posición en la que brilló Gabriel Mercado en los comienzos de la era del entrenador, el Muñeco encontró en Montiel en una pieza clave. Allí también jugaron Camilo Mayada y Moreira, pero ninguno rindió como el jugador surgido de las divisiones inferiores.


Con pasado como marcador central, Gallardo apostó a darle confianza como lateral y no deja de sorprender su evolución. Un futbolista que comenzó siendo bastante limitado, que tenía problemas a la hora de pasar al ataque y que le costaba concluir las jugadas.


Hoy se convirtió en un defensor muy completo. Fuerte en la marca, correcto en el juego aéreo y con un ida y vuelta impresionante. Tiene un físico privilegiado y se convirtió en un hombre clave a la hora de atacar.


Corrigió sus errores y mejoró muchísimo con la pelota en los pies. Los centros pasaron de ser una de sus falencias a una virtud y hoy es indiscutible en el esquema de Gallardo (se adaptó perfecto al 5-3-2).


Con 23 años, Montiel vive el mejor momento de su carrera y seguramente los grandes equipos del fútbol europeo vengan a buscarlo. Ya demostró que tiene la capacidad de mejorar y tiene todo para tener una gran carrera.


Lionel Scaloni, que ya lo viene siguiendo desde el año pasado, seguramente esté feliz con este rendimiento superlativo y seguramente lo veamos en las futuras convocatorias. En una posición en la que no hay un indiscutido, todo indica que Montiel tendrá la chance de poder ganarse un titular y convertirse en el cuatro del equipo. Ya lo podemos imaginar siendo el elegido para las Eliminatorias y soñamos con verlo en Qatar 2022.