Eduardo Camavinga, ese es el nombre que el ​Real Madrid tiene apuntado en su agenda con letras mayúsculas. En el club blanco tiene claro que el joven angoleño debe ser su nueva apuesta, pero en la cabeza de Zinedine Zidane aún resuena con fuerza el nombre de ​Paul Pogba. El centrocampista francés es la gran obsesión del técnico pero aunque sea difícil tiene que olvidarse de él y centrarse en Camavinga.


El joven angoleño, con nacionalidad francesa, cumple con el perfil de los últimos jugadores que ha fichado el conjunto blanco y que tan buen resultado le están dando. Camavinga es un joven prometedor que con 17 años lidera el centro del campo del Rennes, tiene un gran recorrido y una forma física envidiable y está demostrando su polivalencia ya que puede jugar tanto en posiciones adelantadas como por delante de la defensa. Si en el Madrid están seguros que ya está preparado para dar el salto deberían olvidarse de Pogba y lanzarse a por él.

FBL-FRA-U21

En estos momentos el centro del campo del Real Madrid está bien cubierto y más que en el presente el Madrid debería pensar en el futuro y seguir la misma línea de fichajes que en años anteriores apostando por los jóvenes talentos. Parecía que Pogba estaba destinado a jugar en el Madrid pero su llegada tiene muchas piedras en el camino. Su fichaje es más complicado y más caro que el de Camavinga y en el Bernabéu no tienen la necesidad de complicarse la vida con un jugador que si viene lo haría para ser titular desde el primer minuto y le cortaría la progresión a Valverde.


Camavinga es el jugador por el que debería apostar al Madrid pensando en el futuro, por su juventud, por lo que puede aportar al equipo a largo plazo y porque su fichaje en principio debería ser más barato y fácil que la del francés. Así pues el club tiene que convencer a Zidane para que de su OK porque si el técnico no aprueba su llegada sería un fichaje en vano.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!