La actualidad del ​FC Barcelona es quizás la peor desde que ​Lionel Messi, máximo ídolo de la historia del club, llegó a la institución proveniente de ​Argentina para deslumbrar al mundo con su manera de jugar al fútbol.


Cambios constantes de entrenadores, internas en la dirigencia que derivan en discusiones con los futbolistas y malos resultados deportivos se conjugaron para llegar a este momento, que empeoró aún más con la reciente denuncia hacia el club por intentar lavar la imagen del presidente Josep María Bartomeu, que incluye críticas a las principales figuras del plantel.


Semejante combinación podría hacer estallar al crack argentino, que ofertas tentadoras tiene de sobra y que una de ellas ha trascendido en las últimas horas: se trata de un llamado de Guillermo Barros Schelotto, entrenador argentino de Los Ángeles Galaxy de Estados Unidos, que lo quiso tentar para incorporarlo a su club.


Si bien su contrato con el Barsa vence en junio de 2021, a mitad del presente año Messi tiene la potestad de sentarse a decidir su futuro y, más allá de intereses de gigantes como Juventus, PSG y Manchester United la posibilidad de ser el jugador franquicia en Los Ángeles puede llegar a seducirlo.


Tener una vida mucho más tranquila y sin tanta presión mediática fueron las armas con las que jugó Guillermo cuando se comunicó con Jorge Messi, papá de Lionel, según apuntó el periodista Ariel Senosiaín. Lógicamente parece muy complicado, pero nunca está de más hacer el intento...