La Champions League es el torneo más prestigioso a nivel de clubes y todos los jugadores sueñan con tener la Orejona entre sus manos, pero sólo unos pocos privilegiados tienen el honor de haberse proclamado campeones de Europa.


La felicidad de ganar una ​Champions es algo indescriptible, pero de la misma forma que este torneo te hace probar las mieles del éxito también es extremadamente cruel. Más de un equipo ha rozado el título con la punta de los dedos pero se les ha terminado escapando.


Veamos algunas finales que “deberían” haber tenido un final y un vencedor diferente.


FC Barcelona (1985/1986)

El ​FC Barcelona llegó a la final de 1986 como el gran favorito para alzarse con el torneo, pero el Steaua de Bucarest impidió a los azulgranas levantar su primera Copa de Europa. La final se decidió por penaltis después de que ninguno de los dos equipos consiguiera romper el empate ni en los 90 minutos ni en la prórroga. Los españoles fallaron todos sus lanzamientos mientras que los rumanos anotaron dos de cuatro.


Para el Steaua era su primera final de la Copa de Europa y su victoria está considerada como una de las hazañas más grandes de la historia del torneo, sorprendiendo incluso a los vencedores con un equipos formado por miembros del Ejército Comunista de Rumanía. Aquel triunfo sobre el terreno de juego supuso además una victoria del comunismo sobre el capitalismo.


Milán (1992/1993)

Olympique de Marsella y AC Milán volvían a verse las caras. El equipo italiano dirigido desde el banquillo por Fabio Capello y con jugadores como Baresi, Maldini y Van Basten en el campo llevó el peso del partido y tuvo las mejores ocasiones pero fueron los franceses los primeros y únicos en golpear. En el minuto 43 Basile Boli anotó el único gol del partido pero la polémica empañó el primer título de los franceses.


El Marsella se vio envuelto en un escándalo de sobornos y corrupción en el que estaba involucrado el presidente, Bernard Tapie. El club acabaría perdiendo la categoría en la liga francesa, fue despojado del título de Liga y fue sancionado sin poder jugar competiciones europeas durante un año.


Juventus (1996/1997)

La ​Juventus de Turín tiene el dudoso honor de ser el equipo que ha perdido más finales de Champions a lo largo de la historia del torneo. De su historial de derrotas quizá la más dolorosa y más sorprendente fue en 1997 ante el Borussia Dortmund. La Vecchia Signora contaba con jugadores de la talla de Zinedine Zidane, Alessandro Del Piero y Christian Vieri pero la superioridad italiana no fue suficiente para doblegar al conjunto alemán.


A los 34 minutos la Juventis ya perdía 2-0 y aunque en la segunda mitad Del Piero acortaba distancias en el marcador, Ricken se encargó de poner el 3-1 definitivo.


Milán (2004/2005)

Xabi Alonso

Nuevamente el Milán acabó perdiendo una final de Champions, quizá la más apasionante de los últimos años. Los italianos se medían al Liverpool con el cartel de favoritos y en los primeros 45 minutos hicieron valer ese papel y se fueron al descanso con un 3-0 a favor en el marcador. La final parecía ya decidía pero los ingleses no se rindieron y en la segunda parte lograron empatar el partido y forzar la prórroga. Los reds consiguieron llevarse el título en la tanda de penaltis en una de las final más recordadas de la historia.


Bayern Munich (2011/2012)

Bayern Munich's German forward Mario Gom

El 19 de mayo de 2012 es una fecha que ni los aficionados del ​Bayern ni del Chelsea olvidarán fácilmente. El conjunto blue hizo historia al asaltar el Allianz Arena y sumar la primera Champions de su historia. Los alemanes dominaron el partido mientras que los ingleses aguantaban las embestidas. En el minuto 83 Thomas Müller rompía el 0-0 y el Bayern tocaba el título con las manos. Pero en el minuto 88 Didier Drogba silenciaba a la grada con un soberbio cabezazo poniendo las tablas en el marcador y forzado la prórroga.


La final se decidió desde el punto de penalti y Petr Cech se erigió en el héroe de los ingleses que se proclamaban por primera vez campeones de Europa.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!