Jürgen Klopp, el entrenador del Liverpool, no quedó a gusto con la actuación arbitral ni con los jugadores ​rojiblancos en el Metropolitano, a los que acusó de teatreros. En rueda de prensa dejó claro su descontento manadando algunos mesajes al equipo local.

Jurgen Klopp

Su respuesta sobre el cambio de Sadio Mané va en esta línea: "No quería sacar a Sadio, aunque tenía una amarilla. Me daba un poco de miedo, porque su rival se caía en cuanto Sadio le echaba el aliento". También explicó el cambio de Jordan Henderson en la misma respuesta: "Henderson se ha tocado los isquios, no me ha preocupado mucho, pero sí lo suficiente para cambiarlo".


También tuvo palabras para el árbitro, del que piensa que tampoco estuvo a al altura de las exigencias del partido: "He visto caras felices en el Atlético, lo entiendo pero esto no ha acabado. Quedan 90 minutos en Anfield. El árbitro también tenía que lidiar con el ambiente. Tal vez ha habido cosas que no ha visto y ha habido momentos que había tres jugadores del Atlético por el suelo… El árbitro podría sentir algo mejor el partido… El público ha empujado, era un partido emotivo".

Juergen Klopp

Durante el partido, Klopp recibió una tarjeta amarilla como consecuencia de sus sensaciones con la actitud arbitral, como reconociño también en la rueda de prensa posterior: "Gritaba en esa dirección, pero no insultaba a nadie, ni dije tacos… No estaba contento con la actuación del árbitro y protestaba una acción, por eso me ha enseñado tarjeta".


A pesar de sus recados, el preparador alemán también elogió el partido de su oponente, del que destacó su concentración: "Ponen corazón pero también concentración. Pudimos jugar mejor, tener más el balón, haber sentido mejor el partido… Cuando estás en el área hay que jugar rápido. Si logras un centro y una volea, está bien. Espero que en casa marquemos algún gol. Las emociones hoy estaban con el Atlético".

Juergen Klopp

Klopp concluyó la rueda de prensa diciendo que la eliminatoria no ha terminado, y que Anfield será un factor a tener en cuenta: "Con la intensidad que hemos metido en un estadio como este, ellos han tenido que ir constantemente a la ‘gasolinera’. A Simeone no sé si le ha quedado algo de energía, estaba constantemente agitando al público. Habéis visto lo que puede hacer un estadio cuando está detrás de su equipo. No están para ver un fútbol excepcional, sino un buen resultado. No podremos perder cuando ellos lanzan en largo, por ejemplo. Había que lanzarse al ataque por el 1-0, ahora tienen esa ventaja, pero ya está. Si el Atleti es mejor allí y pasa, les felicitaremos. Pero tendrán que jugar en Anfield.