Lucas Pratto se convirtió en el ​pase más caro en la historia de ​River Plate, cuando llegó al club de Núñez procedente del ​San Pablo de Brasil a cambio de 14 millones de euros.


Sin embargo, y más allá de las fortunas que se manejan en la institución presidida por Rodolfo D'Onofrio, hay un humilde club de la Primera D llamado Defensores de Cambaceres que reclama su parte por el mecanismo de solidaridad, ya que el "Oso" surgió de dicha institución.


¿Cómo funciona dicha regla? De la siguiente manera: el equipo está autorizado a recibir un porcentaje en caso que el futbolista surgido de allí cambie de país, tal como ocurrió con el delantero cuando llegó al "Millonario".


Es por eso que Camba exige los 110 mil dólares que le corresponden de manera urgente, de lo contrario comenzarán con acciones legales, tal como confirmaron mediante una carta en redes sociales. La cifra puede parecer insignificante para el fútbol profesional, pero para un club tan humilde puede ser determinante para enderezar las arcas.


“La Comisión Directiva del Club Defensores de Cambaceres hace público su malestar con el Club Atlético River Plate por el atraso de las cuotas correspondientes del jugador Lucas Pratto, surgido de nuestras divisiones inferiores. Asimismo, en caso de no concretarse dicho pago, nuestra institución se verá obligada a iniciar acciones legales, con la finalidad de defender los intereses de nuestro Club”, reza el comunicado. ¿Llegará la respuesta desde Núñez?