Una foto, un rumor, una declaración, una noticia. La imagen del zaguero argentino Nicolás Otamendi junto a su representante Martín Sendoa con el Estadio Monumental de​ River Plate de fondo abrió las especulaciones sobre una posible llegada al club de Núñez en un futuro, que el propio agente alimentó en diálogos con la prensa.


"A Nico le quedan dos años de vínculo en el ​Manchester City y su idea es poder respetarlo. Sin embargo, si Marcelo Gallardo lo llama podría llegar en junio. Él se muere por jugar en River", sorprendió Sendoa.


Sin embargo, fue el propio futbolista quien decidió bajar los decibeles y aclarar la situación, primero aclarando quién es su apoderado, y luego comentando la realidad de su futuro.


"Martín es mi amigo, pero no mi representante. Jorge Mendes lo es. No quiero poner en aprietos a ​Gallardo ni a River en tener que contactarme a mí. Yo tengo dos años de contrato con el City. Estoy muy bien y mi cabeza está puesta acá, en cumplirlo. Mi familia, mis hijos están felices. Más adelante se verá", aseguró el zaguero en una entrevista con Radio La Red.


"Es complicado porque mis hijos llevan diez años en Europa, con otras costumbres. Me encantaría estar acá con mis padres y tomar mates, pero es un sacrificio que hay que hacer. Es tentador lo de los hinchas de River, que me manden mensajes. Soy hincha, pero estoy bien acá y se vienen compromisos importantes. Estoy enfocado en el club, ser profesional. No hablé con gente de River ni nada", finalizó. ¿Se dará más adelante?