El delantero argentino ha estado en la órbita del ​FC Barcelona durante todo este mercado invernal, e incluso ya valoraron su ​fichaje en verano, pero no ha llegado a producirse. Sin embargo, parece que en la próxima ventana de traspasos si que llegaría a hacerse realidad teniendo en cuenta los problemas de los azulgranas en la delantera. Eso sí, siempre y cuando ningún otro equipo se interponga en la operación.


Lautaro Martinez


Pues bien, la noticia del día de ayer era que el ​Real Madrid también estaría pensando en Lautaro Martínez como refuerzo para el próximo curso. Esto supondría una doble victoria al sumar a uno de los delanteros llamados a marcar muchos e importante goles y arrebatarle al máximo rival a uno de sus ansiados objetivos, lo que sería un duro golpe para la directiva culé.​


El problema, analizando la situación de la primera plantilla blanca, es que el de Bahía Blanca no tendría sitio ni deportivamente ni a nivel de gestión del equipo. El argentino llegaría a un Real Madrid con Karim Benzema como referencia ofensiva y Luka Jovic, que aún tiene que despegar, como suplente en el esquema de Zidane que raramente utiliza dos delanteros. Esto le llevaría a tener que luchar por el puesto y entre franceses la conexión es indestructible.


Vinicius Junior,Eder Militao,Rodrygo


El otro motivo de peso es que en la casa blanca, con la llegada del jugador sudamericano, serían ya cinco extracomunitarios, sin contar a Takefusa Kubo, que por ahora está cedido. Los brasileños Vinicius, Militao y Rodrygo ocupan las tres plazas disponibles actualmente, y Reinier llegará la semana que viene para unirse al Castilla con el objetivo de crecer y sumarse a la primera plantilla el próximo curso.


El primero de ellos está tramitando su pasaporte español, pero todo apunta a que no será oficial hasta dentro de dos temporadas, Militao no tiene pinta de que vaya a salir del club con el escaso número de centrales actual y tan solo una cesión de Rodrygo y otra de Reinier podrían abrir las puertas a Lautaro. Su llegada al Real Madrid seguramente sería muy positiva, pero los blancos no asumirán el coste de su fichaje sin la seguridad de que vaya a jugar, algo que hasta el próximo verano continuará en duda.