La suerte parece no estar de lado del ​Manchester United, club que no pasa su mejor momento y ahora suma un nuevo problema al no poder contar con su reciente incorporación, el delantero nigeriano Odion Ighalo debido a la precaución que se vive en el mundo por el coronavirus.


Ighalo fue uno de los pedidos especiales que realizó el estratega Ole Gunnar Solskjaer en el mercado de invierno, con la idea de contar con un delantero que pueda suplir la baja producción de goles con la que cuenta su club, pero no contaba que el jugador tuviera que entrar en cuarentena por medidas de seguridad.


Es que el delantero nigeriano llegó al cuadro de los 'Diablos Rojos' procedente del Shanghai Shenhua de China, por lo que no pudo arribar y entrenar a la par de sus compañeros por la reglamentación que rige en Reino Unido que indica que los viajeros procedentes de dicho país deben estar en cuarentena 14 días para evitar alguna situación de contagio, llevando apenas 11.


Por el momento, Ighalo se entrena en el Centro Nacional de Taekwondo de Mánchester a la par de poderlo hacer junto al resto de sus compañeros.