Luego de su paso por ​Boca Juniors que terminó antes de tiempo debido a las reiteradas lesiones que le tocó sufrir, el experimentado volante ​italiano Daniele De Rossi decidió volver a su país y darse uno de los gustos que tenía pendientes: ver el clásico de Roma como hincha, desde la popular, luego de defender la camiseta roja durante 18 años dentro del campo de juego.


Claro que para ello tuvo que disfrazarse y maquillarse durante un largo rato con el objetivo de que los fanáticos no lo reconocieran, algo que terminó consiguiendo gracias a la ayuda de su esposa Sarah. 


"Esto es lo que sucede cuando tu esposo decide infiltrarse en la curva sur para cumplir su sueño y ver el derbi. Perdimos una tarde entera, horas de maquillaje, traumatizamos a los niños, pero él era feliz como un niño", escribió Felberbaum en su cuenta de ​Instagram, junto al video que muestra todo el proceso que llevó a cabo el campeón del mundo.



El "Derby della Capitale" entre Roma y Lazio terminó igualado 1 a 1 y el "Tano" pudo cumplir uno de los sueños que tenía hace tiempo, al observar el trascendental encuentro en la famosa Curva Sud. 


Mientras tanto, el centrocampista espera alguna oferta que le interese para seguir jugando al fútbol de manera profesional: de lo contrario, formalizará su retiro.