​El delantero español es uno de los nombres propios de este ​mercado de fichajes por el interés que el ​FC Barcelona ha mostrado en hacerse con sus servicios como sustituto de Luis Suárez. La lesión del uruguayo ha precipitado las negociaciones entre los azulgranas y el ​Valencia para reforzar su delantera con un hombre que ya había sonado para llegar a la Ciudad Condal en verano, y ahora todo apunta a que podría llegar en las próximas horas.



Rodrigo Moreno no acudió a la sesión de entrenamiento matinal que Albert Celades había planificado para hoy y teniendo en cuenta que ya estaba recuperado de su rodilla resulta extraño que se ausente. El equipo viaja esta misma tarde a León, donde se enfrentará a la Cultural y Deportiva Leonesa en su cruce de octavos de final de la Copa del Rey, el técnico ché dará la convocatoria a lo largo del día y lo más probable es que el hispano-brasileño no esté.


El FC Barcelona estaría tratando de acelerar la operación con el objetivo de tener tiempo para ejecutar un 'Plan B' si la llegada de Rodrigo no termina por confirmarse. Para ello Eric Abidal, Ramón Planes y Óscar Grau se reunieron ayer con Anil Murthy en Valencia, y hoy se presume que continuarán las negociaciones para cerrar el trato. Jorge Mendes, agente del futbolista, también habría llegado ayer a España para sumarse a la cumbre por Rodrigo.


Rodrigo Moreno


El mayor problema que se han encontrado los culés hasta el momento es el económico pues el Valencia no va a dejar salir a su delantero titular a cambio de una pequeña cantidad y en el mercado de invierno. En Mestalla se habría tasado al jugador en 50 millones de euros, aunque el Valencia estipula su precio de salida en torno a los 60 'kilos'. Una cantidad que la directiva blaugrana buscaría reducir incluyendo a algún futbolista en la operación.