Valencia se paralizó este sábado  para ver el encuentro en el que el conjunto ché superó por 2 a 0 al Barcelona. 


Sin embargo, no todo ha sido fútbol. El encuentro entre ultras del Barcelona y del Valencia, unos cincuenta por cada bando, se saldó con una batalla campal en los alrededores de Mestalla.


Faltaban cerca de tres horas para el inicio del encuentro cuando un numeroso grupo de Boixos Nois,​ ultras culés, se acercaron a Mestalla. En la Plaza de la Afición les esperaban los ultras locales, los Yomus. Se avistaron y empezaron a volar bengalas y sillas entre un grupo y otro. En los vídeos también se puede apreciar como los barcelonistas, a la izquierda, utilizaron palos y vallas que cogieron del propio estadio para atacar a ​los valencianistas. La policía actuó para disolver la pelea. Muchos de los ultras culé han sido retenidos.