Decir que Juan Fernando Quintero es uno de los futbolistas más talentosos que tiene ​Sudamérica no es descubrir nada nuevo: el volante colombiano de 27 años, que milita en el ​River Plate de Marcelo Gallardo, ya ha dado sobradas muestras de su calidad en su carrera que nacen de esa bendita zurda, tanto a balón parado como en pleno partido.


Pero claro, los ​cracks siempre buscan mejorar y demostrar que están en constante progreso, y Juanfer no es la excepción: luego del entrenamiento matutino del jueves, se quedó pateando junto a Ignacio Scocco en un arco diminuto e hizo obra de toda su magia para sorpresa del ex delantero de Newell's Old Boys.



“A que no la embocás desde acá”, lo desafió Nacho. “La meto”, contestó Quintero, quien posicionó la pelota a varios metros de la meta, detrás de la línea del arco. Se paró para patear de tres dedos, con el revés del botín. Y la metió. El balón hizo la parábola perfecta, rebotó varias veces en el césped y se introdujo en el arquito, lo que provocó la reacción del mediocampista ofensivo.


Scocco aceptó la derrota y lo felicitó chocándole las palmas, ante la atenta mirada de todos los presentes. Quintero agradeció saludando a la cámara mientras mostraba dos dedos y enfiló directamente hacia el vestuario. Un distinto en todos los sentidos...