​El torneo Clausura 2020 de la ​Liga MX comenzó, y en las primeras dos jornadas del campeonato dieron inicio los cuestionamientos a los equipos más señalados del país, uno de ellos sin duda alguna, la ​Máquina Celeste de Cruz Azul, el conjunto dirigido por el charrúa Robert Dante Siboldi ha dejado mucho que desear en el arranque del certamen, pues en apenas dos encuentros disputados, los cementeros ya tienen dos descalabros; el primero en casa desde el Estadio Azteca 1-2 ante ​Atlas y el segundo visitando al ​Atlético de San Luis en el Alfonso Lastras donde también cayeron por 2-1. 


Es decir que, en dos compromisos los de La Noria tienen un saldo de cero unidades y son el último lugar en la tabla general, por tanto, acumulan dos goles a favor por cuatro en contra, si bien al momento puede haber muchos culpables dentro de la institución por los malos resultados, hay que culpar generalmente al plantel, sin embargo, hay un punto que se debe tocar. 


¿Es el momento de darle una oportunidad en el once inicial al joven jarocho, Sebastián Jurado en el arco celeste? Quizá es momento de darle un poco más de presión al cancerbero veterano José de Jesús Corona, todos sabemos lo que representa el capitán mexicano en ​Cruz Azul, el campeón olímpico con la selección mexicana, tiene más de 10 años como dueño absoluto de la portería con el cuadro dirigido por Siboldi, JJ Corona ha disputado más de 350 partidos como azul, su experiencia es incuestionable, no obstante, en la actualidad es momento de que comience a ceder un poco más de minutos a los guardametas que vienen atrás de él, similar a lo que vino haciendo el Conejo Pérez, conforme se acercaba su retiro en ​Pachuca, de comenzar a ofrecerse para rotar de vez en cuando hasta que poco a poco se convirtió él en el relevo.


Con 38 años de edad, el portero tapatío cada vez es más cuestionado y se pone en duda su capacidad de poder seguir como propietario absoluto de la titularidad, es mejor que sea recordado como un futbolista de calidad, sin mostrar errores que se le achaquen en el futuro, bien lo vimos con el centrocampista, Gerardo Torrado, ídolo celeste que sobre el final de su carrera se le tundia y cuestionaba con severidad. 

Sebastián Jurado aún tiene un gran camino por delante, es indudable que es el sustituto de Chuy Corona, pero no debería demorar mucho tiempo más, con apenas 22 años de edad, y haber sido el futbolista más perseguido por equipos del balompié azteca, después de la desafiliación de los ​Tiburones Rojos de Veracruz, y haber sido un elemento destacado a pesar de las goleadas recibidas, por sus incontables atajadas y destellos de calidad en un equipo de nómina muy baja y calidad deportivamente hablando, muy inferior al resto de la liga azteca en ese momento. 

Por el bien de la competencia interna del club, tanto el cuerpo técnico al mando del uruguayo y ex portero, Robert Dante; el entrenador e ídolo de porteros, Óscar Pérez y el actual capitán y titular bajo los tres palos; deben darle una oportunidad de mostrarse en Primera División con la casaca azul al juvenil veracruzano; si bien no darle de una vez la titularidad indiscutida, irle dando la confianza y minutos de juego; y así tener una competencia mutua sana con Corona, además, el joven arquero tendrá ese chance de continuar fogueándose y tomar experiencia, en lugar de quedarse empolvado en la banca, hasta que "JJ" se retire o tenga que estar ausente por alguna lesión u otra circunstancia, así mismo el seleccionado mexicano Sub-20 no se mantiene a la expectativa de quedarse como suplente con la ​Máquina y buscará acerce de un lugar a partir de sus propios méritos.