El gran reto del FC Barcelona desde hace un par de temporadas en el mercado de fichajes es encontrar un delantero que pueda ser el sustituto de ​Luis Suárez, un jugador de presente pero sobretodo de futuro, y la baja del delantero uruguayo no ha hecho más que acelerar el trabajo en las oficinas del Camp Nou. Pero quizá el Barcelona no tendría tanto que preocuparse en fichar aun 9 sino en encontrar buenos extremos.


El partido de Copa ante un Segunda B como el Ibiza puso de manifiesto muchas de las carencias de este Barça que durante más de una hora fue un equipo con el control del balón pero sin profundidad y que hasta el minuto 68 no tiró a portería. En cuanto se profundizó por banda el peligro llegó sólo y en dos acciones aisladas ​Griezmann cazó dos balones para darle la vuelta al marcador. El conjunto azulgrana ya tiene a su goleador y también un nuevo 9. El francés puede ser la pareja en ataque de ​Leo Messi, es un jugador que tiene gol, sólo hace falta recolocarle sobre el terreno de juego.

Antoine Griezmann,Luis Suarez

El Barcelona es un equipo al que le gusta tener el balón y Setién vino para recuperar el estilo pero ya hemos visto que no sirve de nada tener la posesión sino se traduce en una superioridad sobre el rival ni se crean ocasiones. De tres cuartos del campo hacia adelante el Barça está sin ideas y necesita jugadores que abran el campo y lleven el balón hasta la línea de fondo. Si los laterales no se van a ocupar permanente de cumplir esa tarea, la secretaría técnica del Barcelona debería girar la cabeza y buscar jugadores para reforzar los costados.


El plan de Setién con este Barça está claro pero faltan alternativas y antes que fichar un 9 necesitan encontrar jugadores que lleven balones al área desde los costados, y puedan ofrecer una opción diferente para darle mayor dinamismo al juego del Barcelona. El ​conjunto azulgrana se ha acostumbrado a llevar todo el peso de ataque por el centro y los rivales parece ya les han pillado el punto y ante equipos que refuerzan el centro del campo les cuesta crear su juego. Cuanto más ensanchen el campo y más profundidad le den al equipo más le complicarán los partidos al rival. Y mientras tanto, Griezmann que siga a lo suyo, acompañando a Messi y cazando balones para meter goles.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!