Quiero que quede bien claro: Carlos Zambrano me parece un excelente jugador y tiene jerarquía para jugar en Boca. Una vez dicho eso, comencemos: ¿es necesario traerlo teniendo a jugadores como Izquierdoz, el mismo Paolo Goltz o Lisandro López?


Se ve que en el equipo 'xeneize' la necesidad siempre es la misma: comprar, comprar y comprar. Si no se puede comprar, un prestamo hay que concretar. Y, muy de última, a los juveniles mirar. Y ahí es donde yace el problema: son pocos los jóvenes que logran tener su lugar en la Primera.



La nueva gestión que ha llegado de la mano de Jorge Amor Ameal es realmente positiva y uno como hincha del fútbol y de los clubes sociales valora que se ponga en valor un aspecto olvidado por el macrismo: el buen trato al socio, el día a día, las actividades extradeportivas.


Pero es necesario decirlo: parece que el capricho sigue siendo el mismo. Parece que comprar por comprar es la fórmula que no siempre funciona. Ya quedó demostrado en 2018 y 2019 con derrotas que son de las más duras: ante River y en una final y semifinal de Libertadores, respectivamente.

Everton,Carlos Zambrano

Zambrano es un gran jugador y el peruano tiene el sello de Ricardo Gareca. Quizá tiene un temperamento más marcado que los actuales zagueros de Boca. Pero también hay que resaltar que a veces se le quita la cadena. ¿Se acuerdan por que el 'Tigre' dejó de sumarlo al elenco nacional en 2015? Sí, por una roja innecesaria.


Aprendió del compromiso que se necesita para la selección, seguro sabrá comprenderlo rápidamente en el equipo azul y oro. Pero nadie garantiza que Zambrano sea la solución. El problema no está en los nombres, sino en conformar un equipo con grandes jugadores que ya se encuentran en la plantilla. Y si Boca le diese 'bolilla' a sus grandes valores de Inferiores, todo sería aún mejor.