​La derrota ante el Liverpool no es la única mala noticia que le ha dejado el pasado fin de semana al ​Manchester United, que ahora se enfrenta a un expediente disciplinario de parte de la Federación inglesa (FA) debido a los reclamos de sus jugadores en una jugada particular en el primer tiempo.


El hecho se dio en el minuto 26 del partido, cuando en una jugada en el área un jugador del Liverpool se interpusiera a David De Gea, quien terminó soltando el balón y dejándolo servido para que Roberto Firmino anotara en arco vacío, lo que provocó la reacción de los jugadores de los 'Diablos Rojos' que le reclamaron vehementemente al árbitro.


Ante esto, la FA anunció que abrirá un expediente a los jugadores del United por su "mal comportamiento".


"Se reprocha al club no haberse asegurado que sus jugadores se comportaran de forma aceptable en el minuto 26 del partido contra el Liverpool", indicó la FA en un comunicado sobre el tema.


Al final, el VAR dio por anulado el gol, pese a lo cual se investiga la forma de actuar y reclamar de los jugadores del Manchester United.