La llegada del videoarbitraje a la competición doméstica española está suponiendo, como en el resto del mundo del fútbol, una auténtica revolución que ha hecho este deporte más justo, aunque a veces se critique su actuación o no. Este fin de semana la mayor polémica estuvo en el Santiago Bernabéu con la participación del VAR para anular el que podría haber sido el primer tanto del ​Sevilla y la no entrada del mismo con el que finalmente si que lo fue.


Juan Martinez Munuera

Sin embargo, con VAR o sin él, FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid encabezarían la clasificación de LaLiga, aunque los blancos serían primeros con dos puntos de ventaja sobre los azulgranas. Y los tres equipos que se encuentran actualmente en puestos de descenso, Celta, Leganés y Espanyol, también se mantendrían en la cuerda floja. Eso sí, el Espanyol, con tres puntos más, sería el que más cerca estaría de la salvación.


Y entre medio el más beneficiado por la actuación del VAR ha sido el Sevilla, por mucho que se hayan quejado este fin de semana, pues sin él pasarían del cuarto al octavo puesto de la tabla. El Valencia, en cambio, ascendería de la séptima a la cuarta posición, el Getafe se mantendría quinto, el Athletic Club sería sexto y la Real Sociedad séptima. El Betis sería noveno con un punto más que ahora, el Granada se mantendría décimo y el Villarreal caería de la novena a la undécima plaza. Levante, Osasuna y Alavés continuarían en los puestos 12, 13 y 14. Eibar y Valladolid intercambiarían sus posiciones y el Mallorca, décimo-séptimo, seguiría al filo del descenso con los mismos 18 puntos.


Alejandro Hernandez


LaLiga no cambiaría mucho sin el VAR y la polémica continuaría presente pues no hay tertulia en la que la tecnología no aparezca entre los temas destacados. Por lo tanto, es lógico entender las críticas, pero también respetar que la aparición del videoarbitraje, en mayor o menor medida, está siendo algo positivo para el fútbol español.