​El cancerbero ucraniano llega al Carlos Tartiere con la misión de contar con minutos después de dos préstamos sin éxito. Lo hará en la categoría de plata con un equipo que no atraviesa un buen momento y coquetea con los puestos de descenso. Volverá en julio.


Andrii Lunin llegó al ​Real Madrid en verano de 2018 como apuesta de futuro a cambio de 8'5 millones de euros y procedente del Zorya Luhansk. Fue convocado para la Supercopa de Europa contra el ​Atlético de Madrid, sin contar con ningún minuto, algo que no sucedería en los dos primeros envites de ​LaLiga. A pocos días de cerrarse el mercado se le cedió al ​Leganés, donde únicamente disputó 7 encuentros, 6 completos, en todo el curso.



Con 544 minutos totales no pudo competir con Iván Cuéllar, que se encargó de proteger la meta en los 3.236 restantes. Después de esta primera cesión con apenas opciones de progresar, se decidió cederle al Real Valladolid este verano con vistas a que esta vez sí contase con oportunidades. No obstante, su aporte se ha reducido a dos choques de Copa del Rey, con una buena actuación en la última eliminatoria ante el Marbella, donde paró dos penaltis de la tanda que clasificó a los pucelanos.



No ha podido presentar competencia a un Jordi Masip que ha disputado 1.710 minutos al ecuador de LaLiga, todos los posibles en la primera vuelta. Viendo que la dinámica no parecía cambiar para la segunda, los merengues han anunciado una tercera cesión en cuestión de un año y medio, esta vez al Real Oviedo.


En tierras asturianas deberá competir con el veterano (34) portero italoargentino Nereo Champagne, con el joven (25) Alfonso Herrero desplazado únicamente a una Copa del Rey de la cual los Carbayones ya quedaron eliminados ante el CF Badalona (3-1). En LaLiga Smartbank son los segundos más goleados (33), empatados con Lugo y por delante del ​Deportivo de La Coruña (35), colista de la competición.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!