​Marcelo Gallardo está logrando cosas increíbles en ​River. Se convirtió en el entrenador más ganador de la historia del club, ya es considerado uno de los máximos ídolos de todos los tiempos y los hinchas lo aman.


El Muñeco consiguió una relación de amor eterno con la gente y se lo ganó por todo lo que consiguió en estos años. Juntos vivieron momentos inolvidables y ahora el técnico dejó varias confesiones sobre sucesos en los últimos tiempos.


Opciones de irse a ​Barcelona y la selección argentina:

“Estoy en el mismo lugar porque así lo deseo, así lo siento. Mientras tenga el deseo voy a seguir estando. Cuando sienta que necesito un cambio de aire, cuando sienta que ya no puedo o que cumplí mi ciclo, será así y ahí veré cuál será mi futuro"

FBL-RECOPA-RIVER-PARANAENSE-PODIUM


Sensación de fin de ciclo

"No siento que haya cumplido un ciclo porque eso para un entrenador pasa cuando ya no encuentra respuestas ni de los futbolistas, ni de los directivos. Pero todavía tengo desafíos. Ahora no me pasó. No digo que no me pasó nunca. Después de la Copa Argentina que le ganamos a Rosario Central en Córdoba, puede ser que me lo haya replanteado. No me había sentido bien durante el año. Pero mientras me sienta bien no tengo por qué tener deseos de cambiar. 

Marcelo Gallardo


Adaptación de jugadores y los casos del Pity Martínez y De La Cruz

"No todos los jugadores tienen esa facilidad de asimilar llegado a un club como River en el cual hay una exposición, un compromiso y una exigencia muy grande, algunos necesitan más tiempo que otros. En eso está el entrenador de seguir confiando en los futbolistas que uno cree son de valía, que pueden ser importantes para un funcionamiento más allá que las cosas no salgan de entrada. Después la otra parte, la gran parte, la hace el futbolista. Es muy fácil dejarse caer cuando las cosas no salen en un club tan grande como este o jugar con la reprobación. Hay que valorar la personalidad de los futbolistas para dar vuelta situaciones. El Pity Martínez fue uno de esos casos que al principio tuvo problemas para consolidarse dentro de la estructura del equipo, pero después se fue soltando, no bajó los brazos y pudo reponerse en cuanto al potencial que nosotros creíamos que tenía. De La Cruz está pasando por un momento increíble. Con 21 años es un jugador que ha madurado muchísimo. Le costó asimilar esa exigencia del club pero hoy está consolidado. Esperemos que siga así porque tiene un muy buen rendimiento".



​​


No te pierdas el documental completo ​aquí