15 futbolistas que fueron 'arrebatados' cuando estaban a punto de fichar por otro club

1. John Obi Mikel (Manchester United - Chelsea)

El nigeriano llegó a ser presentado con la camiseta del Manchester United allá por 2006, pero terminó jugando para Chelsea. El conjunto londinense aseguró que los Red Devils pasaron por alto a los agentes del jugador y el acuerdo no tenía validez. La disputa llegó a la FIFA y Chelsea tuvo que pagar años más tarde 12 millones de libras al equipo rojo.

2. Cristiano Ronaldo (Arsenal - Manchester United)

Arsenal fue el primero en darse cuenta del enorme potencial que tenía el joven portugués e intento contratarlo. Cristiano incluso fue dos veces al centro de entrenamiento y conoció a Henry que era su ídolo. Sin embargo, cuando hubo que poner la plata, los Gunners no la tenían y allí emergió el United para desembolsar 15 millones de euros y quedarse con CR7.
 

3. Mohamed Salah (Liverpool - Chelsea)

Liverpool tomó la delantera en las negociaciones por el egipcio cuando este jugaba en Basilea, pero se demoró más de la cuenta y en el medio apareció Jose Mourinho para que Chelsea levantara la oferta y se quedara con el jugador. Lo más curioso es que años después, Salah brillaría en Anfield como nunca lo hizo en Stamford Bridge.

4. Jorginho (Manchester City - Chelsea)

El Chelsea contó con un aliado para comprar a Jorginho y fue su propio club vendedor, el Nápoli. Manchester City tenía todo acordado con el jugador, pero aparentemente, el presidente del conjunto italiano, Aurelio De Laurentiis, lo intimidó para que firme con los azules. Se sospecha que De Laurentiis le dijo que si no iba a Chelsea, se iba a tener que quedar en Nápoli.

5. Aaron Ramsey (Manchester United - Arsenal)

Alex Ferguson venía siguiendo de cerca al jugador del Cardiff City y no dudó en comprarlo en la temporada 2008. Manchester incluso anunció su fichaje en su sitio web, pero Arsenal muy en silencio y por atrás acercó una oferta superadora y Ramsey eligió a los Gunners por su estilo de juego.

6. Sergej Milinkovic-Savic (Fiorentina - Lazio)

El serbio tenía todo absolutamente acordado con Fiorentina, pero antes de ponerle el gancho al contrato rompió en llanto y confesó: "Lo siento pero no puedo. Realmente no puedo". La dirigencia del conjunto violeta estaba enfurecida y tuvo que ver como el volante se transformó en refuerzo de la Lazio a las pocas horas. 

7. Willian (Tottenham - Chelsea)

En el comienzo de la temporada 2013/2014, el brasileño proveniente del Anzhi Majachkalá se hizo la revisión médica con el Tottenham y ya tenía un pie y medio en los Spurs. Allí fue cuando apareció el Chelsea de Mourinho para poner 35 millones de libras y quitárselo.

8. Robinho (Chelsea - Manchester City)

Allá por 2008, Robinho tenía claro que iba a dejar Real Madrid y que su futuro estaría en la Premier. Su intención era jugar en un club londinense y los primeros contactos fueron con Chelsea. Sin embargo, el City fue a fondo, puso 35 millones de euros y se lo robó.

9. Romelu Lukaku (Chelsea - Manchester United)

Tras despuntar en la temporada 2016/2017 con la camiseta del Everton había muchos clubes de primera línea interesados en el goleador belga. Antonio Conte lo quería para Chelsea y el pase estaba encaminado, sin embargo, Manchester United puso 80 millones de euros sobre la mesa y se llevó a su fichaje estrella.

10. Malcom (Roma - Barcelona)

"Sólo acepto disculpas del Barça por Malcom si nos venden a Messi", aseguró James Palotta, presidente de la Roma. El equipo italiano tenía un acuerdo con el Burdeos por el brasileño, pero apareció Barcelona, subió la oferta y Malcom se convirtió en fichaje blaugrana. No duró mucho en el conjunto culé ya que apenas una temporada más tarde partió hacia el Zenit.

11. Pedro (Manchester United - Chelsea)

Al Manchester United le tocó ser víctima en esta ocasión. Tras conseguir la Champions League con Barcelona, el equipo rojo tenía avanzadas las negociaciones por el extremo español, pero en el medio apareció el Chelsea con decisión y lo compró por 23 millones de euros.

12. Emmanuel Petit (Tottenham - Arsenal)

El francés viajó a Londres en 1997 para arreglar su llegada al Tottenham. En el medio de las charlas con el presidente Alan Sugar, Petit se enteró que el Arsenal lo quería y paró todo hasta hablar con su compatriota y DT de los Gunners, Arsene Wegner. Con las dos ofertas sobre la mesa no lo dudó y finalmente se convirtió en jugador del Arsenal.

13. Roy Keane (Blackburn Rovers - Manchester United)

A Roy Keane solo le faltaba una firma para convertirse en jugador del Blackburn en 1993, pero como era viernes por la tarde y los empleados del club ya habían finalizado su jornada laboral, la firma se pasó para el lunes. Durante el fin de semana, Alex Ferguson lo convenció para que fuera a Old Trafford, una decisión que cambiaría por completo la carrera del irlandés. 

14. Dani Alves (Manchester City - PSG)

El lateral tenía todo dado para volver a ser dirigido por Guardiola y sin embargo tomó otro rumbo. En el verano europeo de 2017, el brasileño había acordado un contrato de dos años con el City, pero sorpresivamente, anunció que se iba al PSG. 

15. Alexis Sánchez (Manchester City - Manchester United)

Todo estaba dado para que el chileno se reencontrara con Pep Guardila en el City. Su ciclo en el Arsenal estaba acabado y a seis meses de la finalización de su contrato, los Gunners querían sacar provecho económico.¿Cómo terminó la historia? El United se metió en el medio, le ofreció el mejor contrato de la Premier y lo compró por 40 millones de euros.