​Boca comenzó una nueva era. Con el fin del mandato de Daniel Angelici y con la llegada de Jorge Ameal y Juan Román Riquelme, hay muchas expectativas para saber cómo será el equipo en el 2020.


Nicolás Burdisso dejará su rol de manager y en el fútbol estarán trabajando, junto a Riquelme, el Patrón Bermúdez, Sebastián Battaglia, Raúl Cascini y el Chelo Delgado. Ya se habla de ​refuerzos y Renzo Saravia es uno de los objetivos.


El lateral se encuentra en el Porto y es uno de los preferidos de Riquelme. Tuvo participación en la selección Argentina y habrían muchas chances de que pueda volver al país. En Portugal no está jugando como imaginó y venir a Boca sería una buena oportunidad en su carrera.


Al haber jugado un solo partido en la temporada, en el Xeneize ven factible la posibilidad de que pueda llegar a préstamo. Vale destacar que a Racing se lo pagaron en una cifra superior a 4 millones de euros y que no será sencilla una transferencia.


Además de la posible llegada de Saravia, Boca ya trabaja en posibles incorporaciones. Los candidatos son Nicolás Gaitan, Paolo Guerrero y en las últimas horas surgió la posibilidad de los chilenos Mauricio Isla y  Charles Aranguíz.