​José Juan Macías ha tomado una de las decisiones más importantes en su carrera como futbolista. Se negó a firmar contrato con ​León, el equipo que lo hizo brillar en el fútbol mexicano y que lo catapultó hasta la selección nacional, con el objetivo de facilitar su salida a ​Europa en un futuro cercano. 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, ​90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, ​@90minespanol!


Debido a que los Panzas Verdes quisieron ponerle una cláusula de rescisión que rondaba los 25 millones de dólares, 'JJ' no quiso arriesgar su futuro en el viejo continente y optó por volver a las ​Chivas después un año cedido en la Perla del Bajío. Esto demuestra la madurez profesional que desarrolló en los últimos meses y que tiene claro sus objetivos profesionales. 



No es fácil dejar la institución que te entregó absolutamente todo para triunfar y abandonar a una afición que te apoyó en cada minuto dentro de la cancha. Macías no se tentó el corazón y les dijo 'gracias por todo, pero adiós'. Una decisión que se debe respetar y aplaudir, porque habla de un futbolista que no va a dejar que sus emociones se interpongan en sus objetivos. 


Si fue la decisión correcta o no, sólo lo dirá el futuro, pero me queda claro que la persona que arriesga disfruta más las mieles del éxito, algo que tarde o temprano ocurrirá con Macías, porque ya tiene el fútbol en sus pies y la mentalidad la va adquiriendo con este tipo de decisiones. 


Además todavía tendrá que demostrar su calidad en el equipo más popular de México y llenar el hueco del último campeón de goleo mexicano, Alan Pulido. Un reto más en su carrera y el paso previo por excelencia antes de atravesar el Atlántico. 


Si me preguntan, Macías tomó la decisión correcta para el futuro, pero también la más arriesgada.