​El día de ayer, ​Necaxa ​Monterrey disputaron el partido de vuelta de semifinales en el Estadio Victoria. En un juego que se inclinó la mayor parte del tiempo para los visitantes, el marcador final fue de 0-1 a favor de Rayados, que consiguieron meterse a la gran final del certamen. Aquí te presentamos lo bueno, lo malo y lo feo del encuentro.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


Lo bueno


El segundo tiempo que ambas escuadras regalaron. Un ida y vuelta dramático. Necaxa tirado al frente en la búsqueda del gol, mientras que Monterrey resguardado y esperando una descolgada para sentenciar el encuentro. Un juego de alarido que provocó las emociones entre los aficionados. ¡Bien ahí por los dos clubes! 

Rodolfo Pizarro

Otra de las cuestiones positivas fue la personalidad y presencia del jugador mexicano Rodolfo Pizarro. El delantero sigue dejando en claro que va para grande. Su desempeño podría llevarlo a las grandes ligas de Europa. ¡Aplausos!


Lo malo

Las lesiones de los jugadores de Rayados de Monterrey Vincent Janssen y Celso Ortíz. A sólo días para que inicie el Mundial de Clubes, dos de los hombres más importantes de Rayados están en el dique seco. 


Lo feo


La espeluznante lesión del mediocampista de Necaxa Luis Gallegos. Al 70', en una jugada dividida su tobillo izquierdo hizo palanca con el césped y provocó una terrible escena. El futbolista se levantó para ver si podía continuar, aunque se volvió a desvanecer. ¡Tristísimo!


La caída de Necaxa. Existieron muchas ilusiones del equipo rojiblanco de poder estar de nueva cuenta dentro de una final. Ahora, tendrán que esperar para regresar a estas instancias. ¡A levantar la cabeza!