​El mundo del fútbol vive en los últimos meses un repunte de una de las mayores lacras del mundo, el racismo. Uno de los principales problemas a erradicar en nuestra sociedad para lo cual la frase de "la unión hace la fuerza" es el mejor lema. 


En esta lucha en la que todos debemos poner nuestro granito de arena los medios de comunicación, como grandes altavoces, y el deporte, como punte de partida y atractivo mundial, deben ser los primeros en ponerse de parte de la igualdad y dejar de lado la xenofobia.



Sin embargo, hay quien aún se empeña en seguir extendiendo una ideología tan retrógrada como las mentes de los que la promulgan en los campos y estadios. Son varios los casos de futbolistas de primer nivel, por ejemplo, que se han visto en situaciones en las que los insultos les han superado y han terminado respondiendo, sobre todo en Italia y últimamente en Francia.


Si escuchar a aficionados de un equipo gritar de forma despectiva a un futbolista, peor es aún que un periódico de la talla del '​Corriere dello Sport', referente en Italia e incluso en Europa, se una a esta corriente con una portada deplorable. Una presentación en la que Romelu Lukaku y Chris Smalling, jugadores del Inter de Milán y la AS Roma, aparecen junto al titular 'Black Friday' para vender el partido de hoy entre ambos clubes, que ya han promulgado una prohibición a los periodistas de dicho medio.




Si bien es cierto que el símil no es malo, el hecho de utilizar a un futbolista de ascendencia congoleña y a otro de padres jamaicanos como imágenes es lo que termina por crear una auténtica bomba mediática. Y, como era de esperar, tanto Lukaku como Smalling no han tardado en responder a este cuestionable acto de periodismo sensacionalista que alcanza lo denunciable por el contexto en el que se desarrolla.


"Uno de los titulares más tontos que he visto. Deben hacer mejor trabajo porque alimentan el problema del racismo", comentó el delantero 'interista' en un escueto comunicado en su ​Twitter"Me habría gustado pasar el día concentrándome en el partido de mañana pero es importante reconocer que lo que pasó esta mañana está equivocado y es muy insensible", señaló el defensa de la AS Roma.



No solo ellos, los clubes, los medios y miles de usuarios de las diferentes redes sociales alrededor del mundo han mostrado su repulsa a este suceso que no deja de ser una muestra más del racismo que Italia está dejando ver de un tiempo a esta parte. Si bien es cierto que unos milímetros más abajo el propio periódico, en la misma portada, les coloca como dos futbolistas que superaron el racismo y son referentes en sus equipos, el titular no podría haber estado peor escogido.