​El fútbol italiano vivió muchas situaciones de racismo en el último tiempo y se viene trabajando para combatirlo. Jugadores que tuvieron que salir de partidos angustiados por cantos de hinchas rivales, insultos de futbolistas y una sociedad que repetía errores que deberían quedar en el pasado.


Ahora, se armó un ​escándalo por la portada de Corriere dello Sport. Con intención de promocionar el partido entre Inter y Roma, utilizaron a Lukaku y Smalling con la frase "Black Friday" (en referencia al día que se juega el partido y el reconocido sistema de ofertas).


Teniendo en cuenta que se trata de dos jugadores de color y entendiendo el contexto de lucha contra el racismo que vive el fútbol italiano, el diario recibió muchísimas críticas y fueron acusados por racismo.


Los protagonistas también le respondieron al medio.  "Uno de los titulares más tontos que he visto. Deben hacer mejor trabajo porque alimentan el problema del racismo", escribió Lukaku en un comunicado que publicó en sus redes sociales.


"Me habría gustado pasar el día concentrándome en el partido de mañana pero es importante reconocer que lo que pasó esta mañana está equivocado y es muy insensible", lamentó Smalling. El hecho generó repudio de los clubes y de toda la sociedad. ¡Qué no se repita!