Este jueves ​Monarcas Morelia volvió a dar otra sorpresa al vencer 2-0 al ​América en el Estadio Morelos, en partido correspondiente a las semifinales de Ida de la Liguilla, del Apertura 2019, con anotaciones del venezolano Fernando Aristeguieta y el capitán Aldo Rocha.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!



Sin más preámbulos, les dejamos lo bueno, malo y feo del encuentro:





LO BUENO


Morelia aprovechó la localía y dejó en ceros su arco. Gracias a los tantos de Aristeguieta y Rocha, el equipo purépecha puede ir con más tranquilidad al cotejo de vuelta, teniendo la ventaja de que no recibieron gol y si ellos convierten en el Estadio Azteca, le complicarán las cosas a las Águilas.



Sebastián Sosa. Los azulcremas son siempre peligrosos y como es costumbre lo demostraron al atacar constantemente el arco del uruguayo, sin embargo, este supo resolver al menos dos jugadas de peligro, en una incluso recibiendo la ayuda de la pierna del colombiano José Ortiz, que también brindó una gran actuación.


Goles son amores. Todo comenzó con un pésimo despeje de Ochoa que cayó en los pies del chileno Rodrigo Millar, este puso un gran pase a los pies del Quik, que le ganó las espaldas a los zagueros y luego con un túnel entre los pies al argentino Emanuel Aguilera habilitó a Aristeguieta para hacer el primero de la noche. Ya en el segundo, nuevamente El Chino Millar aprovechó un tiro de esquina del cuadro de Coapa para robar la pelota e iniciar el ataque, se la dejó a Flores, que cedió al Quik y este al querer bombear la redonda se la dejó a Rocha que pudo marcar pese a la marca de Guido, hecho que le valió también para ser condecorado como el Jugador del Partido.




Atajada de Guillermo Ochoa. En los cuartos de final el peruano Edison Flores nos acostumbró a sus golazos con fuertes disparos desde fuera del área y esta noche iba a repetir la dosis cuando todo estaba en ceros, pero el guardameta alcanzó a meter un manotazo para enviar a tiro de esquina.





LO MALO


La Monarquía ganó pero no definió la serie pese tener un hombre de más. El único error que se le puede reprochar a los michoacanos fue no haber generado más a la ofensiva cuando tuvieron once elementos contra diez por un rato, ese era el momento perfecto para golear y no complicarse las cosas en el Coloso de Santa Úrsula, pero en vez de ello bajaron sus líneas y dejaron llegar a los visitantes. Aunado a ello, en el segundo tiempo dejaron mucho que desear volviendo el juego algo aburrido.



El arbitraje de Jorge Isaác Rojas. Una vez que echó a Sánchez del partido, el silbante pareció que perdió el control, ya que su criterio de faltas cambió radicalmente, muchas a favor de los emplumados pese a ser al revés. Dejó pasar algunos cartones amarillos, sobre todo para Guido Rodríguez y Rocha.


Juez de línea iba a perjudicar a Morelia. Luego de la primera anotación, el juez de línea ya había levantado su bandera por un supuesto fuera de juego de Luis Mendoza, pero gracias a la revisión del VAR, pudo demostrarse que no existió y Aristeguieta pudo cantar su gol.



Ataque del América perdido. A diferencia de lo visto contra ​Tigres, los pupilos de Miguel Herrera no se vieron tan peligrosos, a pesar de haber repetido el mismo once titular, ya que Henry Martín pasó desapercibido, lo mismo que Viñas y Giovani Dos Santos, mientras en el complemento ingresó el colombiano Roger Martínez sin tampoco generar gran cambio.




LO FEO


Jorge Sánchez se hizo expulsar de forma infantil. El lateral de la selección mexicana tuvo una mala noche pues en su choque personal contra José Martínez, salió perdiendo e incluso recibió la roja. Apenas acababa de recibir el cartón preventivo y a los cinco minutos se lanzó con todo ante el Shaggy en una zona de poco peligro, ganándose la segunda amarilla.



Sebastián Vegas emparejó el número de jugadores. Cuando los hombres del español Pablo Guede tenían ventaja numérica en el terreno de juego, el chileno hizo una falta inexplicable en una zona intrascendente luego de patear al uruguayo Federico Viñas, nada qué reprochar.


Las oportunidades desperdiciadas de La Monarquía. Tal como hicieron en el segundo tanto, los michoacanos apostaron por el contragolpe, sin embargo, no supieron finiquitar en distintos casos. En una ocasión fue El Quik, en otra Flores y hasta el paraguayo Carlos Ferreira.


Luis Mendoza