​La entrega del Balón de Oro del pasado lunes dejó varias imágenes más allá de la principal: ​Leo Messi junto a sus seis trofeos. Una de ellas fue la de el hijo del argentino bromeando con el sobrino de Virgil van Dijk tras recibir su padre el premio y otra la ausencia de ​Cristiano Ronaldo entre los asistentes a la gala, lo que bien le valió una indirecta de su ex-compañero ​Luka Modric, quien si que estuvo para, además, entregar el Balón de Oro al futbolista culé.



La última imagen, hablando del holandés y el portugués, fue la del central del Liverpool haciendo de menos al delantero de la Juventus de Turín cuando, en los instantes previos a la ceremonia, le preguntaron si había entonces un rival menos. Van Dijk ironizó entonces al declarar: "Ah, ¿pero que Cristiano tenía opciones?", en unas declaraciones que han despertado cierta polémica pues después se supo que el luso estaba en la 'Gran Gala del Calcio', en la que fue reconocido como MVP de la pasada temporada en la Serie A.


Una de las voces más críticas de las que se han dejado ver por las ​redes sociales fue la de la propia hermana de Cristiano Ronaldo, que acompañó una foto de la chilena del portugués ante la Juventus de Turín con un ataque al central neerlandés. "Querido Virgil, donde tú vas, Cristiano Ronaldo ha ido y ha venido mil veces", comenzó en un mensaje en el que recordó los éxitos de su hermano y cómo el Real Madrid superó al Liverpool de Van Dijk en la final de la Champions League de 2018.



El holandés no quiso saltar a todas las llamadas de atención, pero si lo ha hecho en una ocasión a través de su Twitter para contestar a un periodista. El defensa del Liverpool respondió: "Si no te subes al tren de las redes sociales y escuchas toda la entrevista, sabrías que hice una broma, y solo tengo respeto por esos dos".


Si bien es cierto que esta declaración aclara sus palabras en la gala, aunque claramente se aprecia en el vídeo que es una broma, el holandés debería disculparse con Cristiano Ronaldo abiertamente para cerrar esta lluvia de críticas. Al fin y al cabo el portugués es una de las mayores figuras del fútbol mundial y tiene un auténtico ejército de enfervorecidos seguidores a los que Van Dijk no debería tener a disgusto. Además disculparse públicamente le dejaría en un mejor lugar respecto a los medios en general.