​El gobierno y la gente de Mazatlán lleva varios años buscando ser la desde un equipo de la Primera División y están tras la búsqueda de dos equipos poblanos: El propio ​Puebla y la recientemente desmantelada franquicia de Lobos BUAP.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


Desde 2017 se está construyendo un estadio de fútbol en Mazatlán, financiado con dinero público, por lo que es una prioridad para el gobierno de la zona atraer lo más pronto posible a un franquicia de fútbol, ya sea del Ascenso o ​Liga MX. Los dos candidatos son el Puebla y Lobos. 


La Empresa Espectáculos Costa del Pacífico, que es dueña del equipo de béisbol Venados de Mazatlán, sería la interesada en adquirir al equipo poblano con el fin de reubicarlos en la ciudad al norte del país, para explorar el mercado futbolístico, pues del deporte americano siempre ha predominado en la zona.


Lo más probable, sin embargo, es que el Puebla se quede quieto, pues ni si actual dueño, Manuel Jiménez ni el gobernador del estado, Miguel Barbosa, desean perder al equipo ni que se mueva de ciudad. 


La alternativa para Mazatlán son los ya mencionados Lobos BUAP, que desaparecieron previo a este Apertura 2019 por inestablidad económica, lo que causó que su lugar en Liga MX sea adquirido por el FC Juárez, mientras que la franquicia de los licántropos pasó a segunda y su dueño, Mario Mendívil, tiene una año para reactivar la franquicia, por lo que muy pronto podríamos verla en Sinaloa.


El estadio en construcción tendrá una capacidad de 25,000 personas y de acuerdo al gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, se encuentra actualmente en un 80% de avance y que no hay un concesionario todavía, por lo que todo parece estarse alineado para que la franquicia de Lobos sea reactivada en Mazatlán.