​En las últimas semanas, ha surgido un rumor sobre el interés del Gobierno de Sinaloa en adquirir los derechos federativos de la franquicia de los ​Camoteros de Puebla, para que de esta manera el nuevo estadio de Mazatlán que está a punto de terminarse y que tendrá capacidad para 20 mil expectadores, tenga un equipo compitiendo en Primera División dentro de la Liga MX. 


Sin embargo, esto no ha sentado nada bien al expresidente del ​Club Puebla, Emilio Maurer, quien ahora mismo se desempeña como diputado local de Morena, dado que en su experiencia como exdirectivo en el futbol mexicano y amor por el conjunto de la franja, no le impide levantar la voz ante la posibilidad de venta y mudanza de los blanquiazules.


Maurer es conocido por haber sido un gran dirigente dentro del futbol azteca, sobre todo en los años 80's y 90's en donde además de haber sido participe en los títulos de Liga, Copa y Concacaf Liga de Campeones de la Franja, también llegó a tomar el control de la Federación Mexicana de Fútbol en varios puestos, inclusive fue el vicepresidente de la misma y también fue el presidente de la Primera División, que en la actualidad vendría siendo el mismo puesto que desempeña Enrique Bonilla. 


No obstante, no todo fue miel sobre hojuelas durante su etapa al mando de estos puestos, debido a que algunas de sus decisiones lo llevaron a ser perseguido por el monopolio de aquel entonces, situación que le obligó años más tarde a vender a su ​Franja. Entonces se convirtió en crítico del sistema y hasta fue llamado persona non grata en la FMF. 


Por tales motivos, en entrevista para El Sol de Puebla, el exdirigente respondió los cuestionamientos sobre la información que ha llegado a sus oídos: “Cuando el río suena es porque agua lleva; Ojalá se trate de un rumor, un run-run y nada más, pero uno lo ha visto todo y sería una verdadera tragedia quedarnos sin fútbol”, dijo preocupado. 


Explico las razones por las que piensa que esto pueda ocurrir: “El equipo no registró buenas entradas y un estadio que no se llena cuesta muchísimo dinero. Esto es un negocio y el dueño tampoco buscaría deshacerse de su activo, pero sí trasladarlo a un lugar donde presuma de salud un año o dos”.

Como motivo de prevenir o ahuyentar esta situación, el exdirigente planea reunirse con el Gobernador del Estado, Miguel Barbosa, para buscar una manera de evitar la venta y mudanza del club de la ciudad. “Aún no hemos hablado del tema, pero lo haremos pronto. Sabemos que el gobernador tiene otras cosas más importantes que atender, pero vendría bien platicar de esto por lo que ya comenté, pero dejando en claro que el gobierno no meterá dinero, algo que tampoco quiere ni debe”, sentenció.