Además de ser el mejor jugador del mundo desde hace más de 10 años manteniendo una regularidad pocas veces vista en el fútbol profesional​Lionel Messi es un ejemplo de padre y esposo: delicado, atento y presente en todos los momentos posibles, más allá de la demanda de viajes y entrenamientos que le exige su profesión.


El "10" del ​FC Barcelona y de la ​selección argentina disfruta de cada instante con su mujer Antonela Roccuzzo y sobre todo con sus hijos Thiago, Mateo y Ciro, y lo refleja cada vez que puede en las ​redes sociales para que el mundo tenga la chance de observarlo.


En esta oportunidad, fue Anto quien eligió hacer público el regalo que el astro rosarino de 32 años le dejó en la mesa de su casa como sorpresa, a modo de regalo: un espectacular ramo de flores de color rosa, obsequio tan antiguo como romántico.


“Llegar a casa y encontrar esta sorpresa”, escribió junto a la imagen la empresaria en su cuenta oficial de Instagram, en una publicación que superó los 300.000 "Me gusta".


El próximo lunes en París, la pareja se volverá a mostrar públicamente con motivo de la entrega del premio "Balón de Oro", trofeo que Messi quiere conquistar por sexta vez en su carrera. Allí estará Anto para acompañarlo, una vez más, como en toda su carrera desde que en 2009 viajó a Barcelona para instalarse junto al "10". Porque detrás de un gran jugador siempre hay una gran mujer...