​River perdió 2-1 la final de la Copa ​Libertadores contra Flamengo. Fue una derrota dolorosa, porque el Millonario ganaba 1-0 y se le escapó en los últimos cinco minutos del partido.


Era una posibilidad excelente para ganar la quinta Copa Libertadores de su historia, seguir agigantando la leyenda de Marcelo Gallardo y quedar a un solo trofeo de Boca en esta competición. No pudo ser, pero igual tuvieron la gratitud de los hinchas.

​​


El equipo se fue ovacionado del estadio y lo recibieron de la mejor manera en su llegada a la Argentina. Una multitud recibió al plantel en el Monumental y les agradecieron por haber llegado a una nueva final.


​​

Los hinchas se concentraron en el estadio y cerca de 8 mil hinchas fueron llegando para ovacionar a sus ídolos. Tanto Marcelo Gallardo como los futbolistas decidieron acercarse a la gente y agradecieron por las muestras de cariño.


Este River quedará marcado por el resto de la historia y no hay ninguna derrota que pueda cambiarlo. Este mismo plantel venía de ganar la última Libertadores y lo hizo enfrentando al eterno rival en la final. Seguramente hayan muchas muestras de apoyo en el próximo partido de local y con el tiempo se valorará más todo lo conseguido.