Robert Moreno ya no es seleccionador español. Durante el día de ayer se supo que a pesar de haber logrado clasificar a España para la Eurocopa del año que viene, la Federación Española de Fútbol no cuenta con el catalán para liderar el proyecto de 2020. Se habla de que su sustituto podría ser Luis Enrique, que regresaría al cargo meses después de verse obligado a dejarlo.


Desde mi punto de vista, decirle el último día de competición al hombre que te ha metido en la Eurocopa que ya no sirve más para liderar ese mismo equipo me parece una manera incorrecta de hacer las cosas. El hasta ayer seleccionador se enteró minutos antes de jugar el partido contra Rumanía, y se despidió entre lágrimas de sus hombres en el vestuario al acabar.


FBL-ESP-RFEF

Podríamos decir que no son formas. Pero el problema es que no es algo que se haya hecho por primera vez en la Federación desde que Luis Rubiales está en el cargo. El que es desde hace poco más de un año Presidente de la RFEF ya ha repetido este episodio, con un esperpento que a los aficionados españoles les sonará del pasado Mundial de Rusia.


Situémonos. A apenas unos días antes de que España hiciera su debut en Moscú ante la Portugal de ​Cristiano Ronaldo, el ​Real Madrid anunció que Lopetegui sería su entrenador a raíz de la dimisión de Zidane. Seguramente el club blanco debió haber actuado con algo más de tacto, pero bueno, no fue así. Una vez los de Concha Espina hicieron pública su decisión, y en menos de 24 horas, Rubiales decidió prescindir de Lopetegui.


Luis Rubiales,Pedro Sanchez,Julen Lopetegui,Sergio Ramos

Personalmente, creo que entonces Rubiales se equivocó. Sí que es verdad que a lo mejor se sintió traicionado por Julen, ya que había renovado poco antes hasta 2020. Pero la decisión más sabia y beneficiosa para todos habría sido la de mantener a Lopetegui durante el Mundial. Desde luego, convocar una rueda de prensa al día siguiente del anuncio del Real Madrid para prescindir del seleccionador es una manera de echarle más leña al fuego, y en ningún caso ayudaba a nadie. Por cierto, España hizo el ridículo en el Mundial. Algo tendría que ver el despido de Lopetegui, seguro.


Robert Moreno, Spanish head coach

Ayer con Robert Moreno más de lo mismo. Puede que de aquí al comienzo de la Eurocopa se hubiera decidido recuperar a Luis Enrique, pero repito, las de ayer no fueron formas. Es una manera de robarle protagonismo al principal 'culpable' de que estemos el año que viene allí. Cogió al equipo cuando se le pidió, por la baja del asturiano, y él solito lo ha clasificado. Despedirlo así, súbitamente y sin más, me parece una manera muy fea de desmerecer su trabajo.


Todo esto se suma a iniciativas de Rubiales como la de llevarse la Supercopa de España a Arabia, algo que de momento ha conseguido que ninguna televisión quiera emitir el torneo. Rubiales lleva apenas un año en el cargo y ya ha despedido a tres seleccionadores (más la baja de Luis Enrique), un síntoma de inestabilidad muy grande. Debería hacérselo mirar. Porque estas no son formas.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!