​Han pasado casi 36 años de aquel mítico 12-1 que la Selección española le endosó a Malta en el Estadio Benito Villamarín, pero viendo el encuentro de anoche entre ambos combinados, la situación no ha cambiado mucho. 'La Roja' no se jugaba tanto en esta ocasión como en 1983, pero en el Ramón de Carranza también pudieron disfrutar de una goleada para el recuerdo.


Siete goles fue los que encajó Henry Bonello, que casualmente es el hijo de John Bonello, el guardameta que defendía la portería maltesa aquel 21 de diciembre en Sevilla. Si las comparaciones ya se produjeron en las ​redes sociales en el partido en la isla, la visita de Malta a España y la goleada volvieron a despertar las bromas.


​​

El arquero no fue solo centro de los chistes por ser hijo del hombre que encajó doce goles, también tuvo sus particulares símiles, en este caso con Los Simpsons, por recoger del fondo de su portería siete veces el balón.



El seleccionador visitante también estuvo en el centro de las bromas después de que se llevase un tremendo golpe con el banquillo. El impacto le produjo una brecha en su cabeza desprovista de pelo y los médicos tuvieron que intervenir. Los tuiteros vieron una oportunidad perfecta ahí para generar risas en relación a la goleada.



Los comentarios del equipo de periodistas de Televisión Española también dieron lugar a bromas, sobre todo cuando uno de ellos aseguró que había 150 aficionados de Malta en las gradas del estadio gaditano. En Twitter se comparó a los malteses con una conocida marca de aperitivos recubiertos de chocolate.


​​

Todas estas publicaciones se sumaron ayer a las que días antes habían surgido alrededor de la nueva camiseta de la Selección española. Algunos compararon la elástica que 'La Roja' lucirá en la ​Eurocopa del verano que viene con el traje de Spiderman, con un mantel, con una camisa al más puro estilo leñador, y otros con las baldosas de su casa.



El humor y el fútbol van siempre de la mano y hacen que hasta los menos entendidos e interesados en el deporte rey encuentren cierto atractivo hacia él. Los partidos, los jugadores, los entrenadores, las camisetas, los aficionados... cualquier elemento de todos los que rodean a un partido es susceptible de ser el centro de las bromas en Twitter.