​River ​Boca tendrán un fin de año muy movido, cada uno con sus eventos correspondientes: el "Millonario" volverá a jugar una final de Copa Libertadores de América, en este caso ante Flamengo de Brasil, y buscará resultados positivos tanto en Superliga como en Copa Argentina, mientras que en el "Xeneize" habrá elecciones presidenciales y posible renovación de plantel y cuerpo técnico.


Más allá del foco en esas actividades, hay algo en lo que ambas dirigencias coinciden a día de hoy: el interés por ​Paolo Guerrero, uno de los mejores centrodelanteros de la actualidad en Sudamérica.


El goleador peruano del Inter de Porto Alegre, quien el primer día del próximo año cumplirá 36 años, tiene vínculo con el club brasilero hasta mediados de 2021 pero igualmente las dos instituciones más poderosas de Argentina harán un intento por tenerlo.


No será la primera vez que la búsqueda esté enfocada en el ex Bayern Munich y Hamburgo, entre otros: tanto Gustavo Alfaro tras la salida de Darío Benedetto como Marcelo Gallardo a pesar de contar con muchos delanteros lo han buscado en distintas oportunidades, pero no tuvieron éxito.


“Paolo siempre fue un jugador interesante por la manera que tiene de jugar y le vendría muy bien al equipo. En un momento lo intentamos, pero estaba jugando en Brasil, el costo era muy alto y no se pudo hacer. Pero quizás algún día pueda pasar”, aseguró hace tiempo Enzo Francescoli, mánager del club riverplatense. ¿Se lo llevará alguno de los dos esta vez?