Miércoles 6 de noviembre de 2019, estadio Santiago Bernabéu. El Real Madrid se enfrenta al Galatasaray en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions League. A los 6 minutos el ​conjunto blanco ya va ganando 2-0 con un doblete de Rodrygo y en el minuto 12 el colegiado señala penalti por una falta sobre Kroos dentro del área. 


Como siempre, ​Sergio Ramos se coge el balón y se dirige al punto de penalti para ejecutar la pena máxima mientras desde la grada piden que se lo deje tirar a Rodrygo. Pero Ramos no cede ni ante el brasileño, ni ante las peticiones de la grada, ni ante nadie, él es el primer lanzador, el capitán del equipo. Tira y marca.


Hubiera sido un gesto bonito por parte de Ramos dejarle tirar el penalti, ya lo ha hecho alguna vez con ​Benzema, pero los galones se deben respetar. El partido se ganó cómodamente y el ambiente en el estadio era festivo, pero el encuentro no fue una fiesta, fue un partido de Champions que había que ganar. Las concesiones para otro momento.

Sergio Ramos

Rodrygo ha tirado la puerta abajo y no hay duda de que está ofreciendo un gran rendimiento y ha hecho méritos suficientes para mantener su sitio en el once titular. Pero aún es muy joven y ya tendrá tiempo de lanzar los penaltis. Si Ramos hubiese decidido cederle el lanzamiento al brasileño por delante de Benzema que es el segundo lanzador, o de ​Kroos al que le hicieron penalti, y que además son dos jugadores que tienen galones de este equipo, se estaría creando un conflicto innecesario. Si haces una excepción con Rodrygo en un partido ¿dónde se pondría el límite? ¿Por qué a Rodrygo sí y a ​Hazard no?


Aunque la acción de Ramos pueda parecer egoísta y más teniendo en cuenta las peticiones de la afición, el central actuó de manera correcta. En el equipo hay un statu quo que se debe mantener en beneficio del correcto funcionamiento y del buen ambiente en el vestuario. Por delante de Rodrygo hay jugadores que también son merecedores de lanzar los penaltis pero hay que respetar el orden establecido, y todos en el Madrid saben cuál es su rol y el de sus compañeros. Por encima de los records personales está el equipo y cada equipo tiene sus normas, y en el Madrid todos sabemos quién es el encargado de lanzar los penaltis.

FBL-EUR-C1-REAL MADRID-GALATASARAY

Ramos anotó el penalti, tiene una alta fiabilidad y no hay motivo para dudar de él, y Rodrygo al final anotó su tercer gol consiguiendo un hat-trick perfecto. Todos contentos y a mirar al siguiente partido. 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!