El ​Real Madrid salió triunfante del infierno turco gracias a un gol de Toni Kroos y a una excelente actuación de Courtois. Victoria por 0-1 ante el Galatasaray para sumar su primera victoria en esta edición de la ​Champions League. Lo bueno, lo malo y lo feo del triunfo merengue en Turquía.


Lo bueno: la actuación de Courtois

FBL-EUR-C1-GALATASARAY-REAL MADRID

El guardameta, criticado por los numerosos goles encajados, se reivindicó cuando su equipo más lo necesitaba. Primero en un mano a mano ante Andone al que le adivinó las intenciones y seguidamente una mano salvadora tras un remate cruzado al saque de una falta. La defensa comenzó dormida y Courtois supo mantener al equipo en el partido cuando más apretaron los turcos, que de haberse adelantado hubieran puesto el partido y la clasificación muy complicada para los blancos.


Actuación soberbia del cancerbero, que necesitaba un partido así para crecer, coger confianza y asentarse en la portería con mayor seguridad. Condiciones no le faltan. Por fin se ha visto la mejor versión de Courtois con el Real Madrid.


Lo malo: la falta de puntería

FBL-EUR-C1-GALATASARAY-REAL MADRID

La asociación entre Hazard y Benzema promete dar muchas alegrías a los blancos esta temporada. De una acción entre ambos nació el primer gol de Kroos para enfriar el infierno turco. Sin embargo, ambos delanteros perdonaron demasiadas ocasiones claras. No les costó trabajo llegar a pisar el área con acciones brillantes, pero deben mejorar en la definición, ya que en Europa no se pueden perdonar tantas ocasiones. 


Un par de manos a mano de Benzema y un golpeo al larguero a puerta vacía del belga tras regatear a Muslera, fueron los errores más flagrantes. Un total de 27 disparos, de los cuales 14 fueron entre los tres palos. Tan solo pudieron perforar la red en una ocasión, un balance muy pobre para todas las ocasiones generadas. Por suerte, no acusaron su falta de puntería en el marcador final.


Lo feo: los pitos y los insultos en el cambio de Belhanda

Younes Belhanda

Siempre resulta desagradable cuando tu propia afición te profusa silbidos. Belhanda

fue sustituido en el minuto 66 mientras los fanáticos abucheaban al jugador, que lejos de aceptarlo, se cabreó y se dirigió a los banquillos insultando a sus propios aficionados. Una imagen desagradable y que podría tener consecuencias para el futbolista.



¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!