​Desde el momento que Amaury Vergara asumió la presidencia del ​Club Deportivo Guadalajara, los cambios en la estructura del club rojiblanco no se han hecho esperar, primero con la destitución de José Luis Higuera como CEO de las Chivas horas de su nombramiento, luego el abrupto cambio de entrenador a dos días del Clásico Nacional, en donde Luis Fernando Tema tomó el puesto de Tomás Boy. 


Ahora ocurre el tercer gran cambio en la era de Amaury Vergara: Ricardo Peláez llega al Rebaño Sagrado como director deportivo a partir de 2020. Dándole a Mariano Varela el puesto de Coordinador y Delegado Deportivo.


Mediante un comunicado oficial en sus redes sociales el Club Guadalajara anunció la contratación del que ha demostrado ser uno de los mejores directivos del fútbol mexicano:


"Por ello, el Club Deportivo Guadalajara informa que ha llegado a un acuerdo con Ricardo Peláez Linares para que encabece la nueva estructura deportiva de la institución cuando concluya el presente certamen.

Mariano Varela continuará como Director Deportivo hasta el final del presente torneo y en enero de 2020 asumirá la posición de Coordinador y Delegado Deportivo, un puesto clave para afrontar el reto en conjunto con la visión del nuevo proyecto que impactará en la estructura rojiblanca."


El llamado 'Cabecita de Oro' llega con gran cartel, pues fue él quien sacó al ​América de una situación similar a la que vive el Rebaño Sagrado hoy en día y le regresó la 'gloria' a un equipo que en 2011 estaba en el último lugar de la tabla general, penúltimo de la porcentual y sumaba 12 torneos sin ser campeón. 


Entre sus logros dirigiendo equipos de fútbol están 2 títulos de ​Liga MX, un bicampeonato de la CONCACAF Liga de Campeones, una Copa MX, dos subcampeonatos de liga y un título de Supercopa MX.

Antonio Mohamed,Jose Romano,Ricardo Pelaez


La especulación y el deseo de los 'Chiva-Hermanos' de la llegada de Peláez al equipo parte de su renuncia al puesto de director deportivo de ​Cruz Azul, cuando la directiva celeste no respetó su puesto en la institución al no dejarlo elegir al nuevo entrenador tras la destitución de Pedro Caixinha. 


​​Tras los buenos resultados que ha dejado el directivo en sus estancias en América y Cruz Azul, la afición lo ha recibido con alfombra roja y caravana en la familia rojiblanca, pues a pesar de su pasado americanista, Peláez ha demostrado ser un profesional, entregar resultados y dedicarse a muerte al club donde trabaja.