​La popularidad que tomó en las ​redes sociales Mateo Messi, el hijo mediano de la pareja ​Lionel Messi-Antonela Roccuzzo, fue mucho más grande de lo que todos podían imaginarse. 


Las travesuras del chico de cuatro años comenzaron siendo compartidas tanto por el mejor jugador del mundo como también por su esposa, vía Instagram, donde el pequeño pasó de tocar instrumentos a bailar con mucho ritmo y a realizar distintas actividades con esa picardía que tanto lo caracteriza.


Sus apariciones impactaron muy fuerte en las redes, a tal punto de ser uno de los temas más hablados durante la ​Copa América de Brasil 2019, donde estuvo presente viendo al padre.


A propósito de ello, llegó la consulta del medio catalán Rac1 y el astro argentino lo reconoció: “Sí, lo sé. Lo estamos cortando un poco porque se nos está yendo de las manos. Es así. La gente por ahí se ríe cuando yo cuento o hago saber de cosas. Por ahí se cruzan o están cinco minutos, lo conocen o lo tratan cinco minutos, y dicen realmente es así lo que vos decís, no mentís en nada”, confesó el "10" del Barcelona y de la Selección Argentina.


Además, Messi se tomó un tiempo para hablar de Thiago, su hijo mayor: “Tengo la suerte de que Thiago, que es el más grande, desde los tres años que tiene un grupo del cole muy grande. Son nueve o diez que se conocieron desde muy chiquitos. Son amigos por la amistad real. Ahora, de grandes, recién se están enterando de quién es el papá de Thiago o lo que hace", finalizó. ¿Y Ciro?