Ryan Giggs

Cinco cracks que tuvieron la mala fortuna de nacer en países poco futboleros

1. Ryan Giggs (Gales)

En Galés el deporte principal es el Rugby y es por eso que al fútbol nunca se le dio demasiada importancia. Su selección apenas disputó un Mundial (1958) y eso le impidió a un crack de todos los tiempos como Ryan Giggs jugar una Copa.

2. George Best (Irlanda del Norte)

George Best es considerado uno de los mejores delanteros de todos los tiempos y uno de los grandes ídolos que tuvo el Manchester United en su historia. Pese a ser un crack, no logró llevar a Irlanda del Norte a jugar un Mundial durante sus años de esplendor.

3. Jari Litmanen (Finlandia)

En Finlandia, el fútbol queda muy por detrás del hockey sobre hielo, del esquí o de incluso el atletismo entre los favoritos de su gente. Jari Litmanen fue el mejor en la historia de su país, brillando en equipos como Ajax, Liverpool y Barcelona. Con la selección disputó 137 partidos y convirtió 32 goles, pero nunca pudo jugar un Mundial ni una Euro.

4. George Weah (Liberia)

Uno de los mejores africanos de todos los tiempos y el único que logró alzar el Balón de Oro en 1995 cuando era la figura del Milan. Weah padeció el haber nacido en un país con poca tradición futbolística como Liberia ya que eso le impidió jugar un Mundial.

5. Pierre-Emerick Aubameyang (Gabón)

Internacional con la selección de Gabón desde 2009, Aubameyang hubiera jugado mundiales o posiblemente ya tendría un título en su palmarés si hubiera estado mejor acompañado por sus compatriotas. ¿Alguien conoce al segundo mejor jugador de Gabón? Difícil cuando uno está tan solo.