Una vez más Maradona nos regaló un gran momento. Pareciera que los años no le pasaron y que nunca tuvo ningún problema en las rodillas cuando se agacha y mueve las caderas, deslumbrando a todos con su meneo característico, que despierta las palmas y pone a todo el vestuario a bailar. 


​Diego Maradona está feliz. ​Gimnasia le ganó 4-2 a Godoy Cruz y logró su primer triunfo como entrenador del Lobo. Venía de tres derrotas consecutivas y pudo desahogarse tras conseguir los tres puntos. No fue una victoria sencilla. Si bien comenzó ganando 2-0, el Tomba logró empatar el encuentro jugando con un hombre menos. Más allá de la preocupación y la sensación de que se iba a escapar la victoria, Gimnasia lo terminó ganando 4-2 y hubo festejos.

​​

​​


​​

​​

La gran figura fue Víctor Ayala, que convirtió dos goles de tiro libre y que fue clave en el resultado final. El Diego abrazó al paraguayo en los goles y lo llenó de elogios tras el partido. "En la semana estuvimos pateando tiros libres yo le decía: '¡parate un segundo antes!", aseguró.

​​

​​

​​


Maradona volvió a recibir el cariño de la gente y los hinchas de Godoy Cruz lo ovacionaron. Hubo un telón en su honor y muchos aplausos. El eterno 10 agradeció, pero dejó en claro sus objetivos. "No quiero más reconocimientos, quiero puntos", afirmó.


​​

Como no podía ser de otra manera, la fiesta continuó en el vestuario y la cuenta oficial de Gimnasia compartió un video que no tardó en viralizarse. Para cerrar, no faltó el mensaje a Estudiantes. "La mitad más uno de La Plata está contenta", disparó.