​El futbolista del París Saint-Germain regresó ayer a la Ciudad Condal con el objetivo de llegar a un acuerdo con su anterior equipo o terminar llevando su demanda hasta los tribunales. El brasileño debía declarar hoy en el juicio contra el ​FC Barcelona por, presuntamente, la deuda que el club tenía con él al no haberle abonado la cantidad correspondiente a la segunda prima por su fichaje.




Sin embargo, ni ​Neymar ni su padre se han presentado a lo largo del día de hoy en los juzgados de lo Social de Barcelona. Según las informaciones llegadas desde la ciudad, representantes de la entidad y del futbolista se habrían reunido previamente en el colegio de abogados y habrían llegado a un acuerdo.



Donde si pudimos ver a Neymar fue en su cuenta de Instagram y en las de los amigos con los que compartió noche y fiesta en Barcelona. El atacante del PSG publicó una imagen junto a Arthur Melo, futbolista del FC Barcelona, Leo Baptistao, ex-jugador del Espanyol entre otros, y en una de las muchas calles de la Ciudad Condal.



Una reunión entre amigos y compatriotas en la que también vimos a Amancio y Gabriel Gubela, miembros del grupo íntimo de amigos de Neymar, y al del PSG regalándole a una camiseta firmada a Baptistao. Una quedada que, según se ha podido saber, les llevó a recorrer la noche de Barcelona hasta primera hora de la mañana, quizá por eso 'Ney' se ha ausentado en el juicio y ha preferido alcanzar un pacto.