​El ​Atlético de Madrid encontró ayer premio a su fe y su insistencia y se llevó un punto en su partido contra la ​Juventus en un partido que tenía perdido (2-2) gracias a un postrero tanto de Héctor Herrera. Un buen empate ante uno de los mejores equipos del mundo y que demostró que el Atlético este año vuelve a estar a la altura de los grandes de Europa una vez más. Lo que es, en definitiva.


Hector Herrera,Diego Simeone

Un punto que por cómo y contra quién se consiguió sabe a gloria y que a la postre puede ser importante a la hora de determinar la posición del conjunto rojiblanco en el grupo. Un punto que demuestra que este equipo lo deja todo en el campo y pelea hasta que no le quedan fuerzas. Un punto de inflexión. Un punto 'made in Simeone'.


Porque por encima de sus jugadores y del titánico esfuerzo que realizaron ayer ante la Juventus de ​Cristiano Ronaldo estuvo la figura de Diego Pablo Simeone. Cuando peor pintaban las cosas, con 1-2 en el marcador y la Juventus esperando a la contra para matar el partido, el argentino se la jugó con los cambios y le salió bien. En el minuto 76 hizo una doble sustitución que a la postre resultaría clave para acabar empatando el encuentro. Fue un punto y aparte en el devenir del choque


Hector Herrera

Por una parte, quitó a un lateral como es Lodi y puso a Vitolo con el ánimo de percutir más por las bandas de la Juve. Quiso poner un punto de mordiente en el ataque de su equipo. Por otra, y lo que a la postre sería más importante, quitó a un buen Thomas para dar entrada a Héctor Herrera. El mexicano no había debutado hasta ayer en partido oficial con el Atlético de Madrid y lo hizo por la puerta grande. Fue todo un puntazo.

TOPSHOT-FBL-EUR-C1-ATLETICO-JUVENTUS


En primera instancia fue el canario quien a punto estuvo de darle la razón al Cholo con una clara ocasión que no entró por poco. Pero finalmente fue Herrera, ese mediocentro que sorprendentemente hasta ayer había pasado desapercibido para Simeone, quien puso punto y final al debate: los cambios del argentino, aunque fuera en el último instante, habían funcionado a la perfección.


Simeone volvió a tener ayer un ataque de entrenador y sus jugadores le volvieron a dar la razón. Quien diga lo contrario, que se dedique a mirar cómo acabó el partido de ayer después de la revolución que introdujo a falta de un cuarto de hora para el final. Y punto. 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!