​No habrán ganado el clásico capitalino, pero haberse quedado muy cerca de hacerlo y finalmente obtener el empate con un hombre menos durante más de 70 minutos, demostrando además superioridad en varias partes del encuentro, vuelve a dejar en claro que en la actualidad ​América domina totalmente a los ​Pumas

En una época en la que pareciera que de los rivales de jerarquía a través de la historia, ninguno puede competir con el cuadro azulcrema, teniendo que llegar ​Tigres a tomar ese lugar, el cuadro universitario demuestra no ser ese equipo poderoso que se crecía a la hora de enfrentar a los de Coapa. 


Desde las semifinales del Apertura 2015, donde los Azul y Oro eliminaron a las Águilas, solamente el torneo pasado lograron volver a conseguir la victoria ante el América, ganando uno de los últimos 13 partidos oficiales y convirtiéndose en una presa fácil para su rival más odiado.

Por si fuera poco, el año pasado terminaron goleados en las semifinales con global de 7-2 favorable a los dirigidos por Miguel Herrera y durante esa temporada regular vivieron una situación muy similar a la ocurrida en este último partido, donde con un hombre de más, el conjunto de la UNAM no se animó a sentenciar el encuentro y pese a tener la ventaja en el marcador, terminó llevándose un amargo empate. 


Pumas ya no impone como antes en la ​Liga MX, pero ahora ni siquiera logra hacerlo ante uno de sus máximos enemigos, quedándole a deber a la afición y demostrando que los años de gloria son cosa del pasado. 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!