​La derrota del conjunto blaugrana el pasado viernes en Bilbao es el mejor ejemplo para demostrar que los clubes no tienen miedo a los culés si el astro argentino no está sobre el terreno de juego. Todos los equipos modifican su forma de jugar dependiendo del rival, pero cuando se habla del ​FC Barcelona sin ​Messi cambia hasta la actitud porque lo que a priori parece un imposible se vuelve factible sin el '10' en el campo.


Cualquier equipo que se enfrenta a los azulgranas tiene siempre en mente que el hombre a seguir y marcar es Leo, esté más o menos acertado en ese encuentro. Messi es el futbolista a quien todos buscan en su equipo, pero también en el rival y ese centro de atención es utilizado como despiste en muchas ocasiones para generar un mayor espacio a favor, un recurso que desaparece si él no está jugando.


Lionel Messi


Sin Messi cada rival sabe a quién tiene que marcar y cuándo, no importan el número de estrellas que el Barça sume en su once inicial, porque falta el engranaje que hace que todo funcione. Los equipos salen sin miedo a atacar, a descuidar la espalda en alguna ocasión y a presionar porque lo más probable es que termine saliendo bien la acción. Con el rosarino eso no sucede porque si el balón le llega todo puede cambiar, un 'slalom' imparable, un pase impredecible o un disparo inapelable.


Y sin miedo el rival se suelta y sale a ganar, como hizo el Athletic Club. Presiona el centro del campo y anula al futbolista clave, que sin Messi y con todos los compañeros marcados no encuentra alternativas. Seca a los delanteros con un marcaje férreo aprovechando la inoperancia de la medular y la escasez de fluidez. Y termina llevándose la victoria por un gol, aprovechando una ocasión de las pocas que tiene.


FBL-ESP-LIGA-BARCELONA-LEVANTE


Si Messi está sobre el césped lo más probable es que con un solitario tanto nunca ganes, porque él solo ya habrá hecho otro, u otros dos o tres. Si Messi está en el campo el rival, por lo general, se achica en ataque para centrarse en defender al argentino. El equipo con Messi es una amenaza continua y tiene todo de cara para ganar. El FC Barcelona sin Messi no asusta.



¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!