​Ya ha empezado La Liga y los dos grandes han disputado su primer encuentro, aunque con resultado dispar. Las sensaciones eran muy distintas para uno y otro club pero el fútbol, caprichoso como siempre, ha dado la vuelta a la situación.


El Barça llegaba a Bilbao como favorito pese a la baja de ​Messi y al final se fue derrotado gracias al golazo de Aduriz. Lo cierto es que, sabiendo que ahora es la semana grande de la ciudad vasca, Valverde también contribuyó a la victoria de los Leones.

El Athletic cuajó un buen partido y el técnico azulgrana no dio (o no quiso) con la tecla en el primer encuentro del año ....


Pero claro, es que Valverde sabe que pase lo que pase tendrá protección en el banquillo ante todo ataque de la afición ​azulgrana.


La pena es para De Jong, que ha empezado la pretemporada siendo casi que el mejor del equipo, pero no siendo consciente de lo que le espera todo el año. Ahora se acaba de dar cuenta...


Al final, todo se reduce a la falta de gol del Barça. A nadie se le escapa que hay un 'dios' que dejó escapar el Barça el año pasado ... y Suárez lesionado recuperándose en Marruecos.


Hablando de goles. Pese a que la plantilla del Barça cada vez es más mayor, el más mayor de todos fue el que dio los tres puntos al Athletic y se convirtió en el favorito de Becky G.


El ​Madrid, por su parte, empezaba La Liga en tono depresivo con la lesión de ​Hazard y cambiando la P de ​Pogba por la de Parte Médico.


Pero volvió a florecer la misma flor de siempre y que llevaba un par de meses que no veía la luz del sol y el equipo ganó.


Zidane puso a jugar a los mismos del año pasado, incluido uno que lleva años fuera del equipo y que se camufló con el nombre de Odriozola en la espalda.


Pero el Real Madrid contaba con un jugador clave en los éxitos pasados del equipo y que contribuyó a dar los tres puntos marcando el último gol de la tarde para el Madrid (0-3) con dos tantos a favor ya: Lucas Vázquez.


Al final, pese a todo el ruido de este verano, el Real Madrid está por encima del Barça en Liga después de un par de años. El equipo blanco ya está líder de la tabla y el Barça ocupa puestos de descenso. Si fuera por el equipo de Zidane, la temporada podría acabarse hoy mismo.