Una insólita sitiuación se vivió en medio del Manchter City-Tottenham de este sábado. El partido se encontraba empatado en 2, cuando el entrenador de los ciudadanos, Pep Guardiola, decidió que era momento de realizar una modificación.


Minutos después del empate del Tottenham,  Guardiola decidió el ingreso de Gabriel Jesús, que iba a reemplazar al argentino.


El cambio sorprendió, incluso al propio Kun. Cuando salió del campo de juego, le reclamó algo a Guardiola, quien le respondió y le hizo algunos gestos de explicación. La cosa no terminó ahí porque el Kun le dijo algo que mostró el visible enojo del catalán, quien tuvo que ser controlado por su ayudante de campo, Mikel Arteta.

​​

¿Cómo quedará la relación entre ambos?